sábado, 20 de diciembre de 2008

Hace tiempo que no escribo. Últimamente me paso horas delante del ordenador, quieta, sin hacer nada...¿qué me pasa? No recuerdo qué pasaba antes de todo, ni lo que pasará después. Todo son imágenes borrosas.


Creía que en el amor no se sufría, te enamorabas de una persona, y esa persona, por milagro, se enamoraba de ti. ¡Era todo perfecto! Pero no, eso no pasa de verdad. Eso sólo ocurre en los cuentos, donde todo es perfecto, pero estoy en la vida real, y todo eso son imaginaciones.


Y para el año que viene ya te vas, y yo me quedaré sentada en una esquina como una tonta...¿por qué? ¿quieres dejarme sola? ¿crees que te haré daño? No, eso nunca. Nunca te haría daño, ¿y sabes por qué? Bueno, eso ya no importa ahora; tendrás que descubrirlo por ti mismo, con el paso del tiempo lo sabrás, o no.

Tanto me importas, y no te das cuenta. Mis sentimientos se han vuelto confusos estos días, pero gracias ti, estoy decidida. Sé todo lo que necesitaba saber, ya no volveré atrás. No miraré al pasado, eso ya no importa. Sólo me importas TÚ.

Y este...el último año...que prácticamente no es un año. Faltan tan sólo unos meses y ya se acabará. Tu te irás, para siempre.


Echaré de menos tus palabras, tus cariños...esos que no te atreves a decirme a la cara, pero sé con tu mirada, que siguen ahí. Noto que me quieres, y aunque lo digas a broma, tu también me echarás de menos, al igual que yo a ti.


El amor...duele, pero no por eso hay que huir.

1 comentario:

Sand dijo...

Iria... me siento muy identificada con tus palabras!

Te deseo toda la suerte del mundo!

Ánimo guapísima