lunes, 19 de enero de 2009

Mensaje desde el espejo

Esta mañana me he visto al espejo y no me he reconocido ¿quién soy?

Como siempre suena el despertador... entre lamentos y quejidos alzo un pie detrás de otro...
Es la rutina de cada día, es el largo camino de la vida que nos queda por delante...
Poco a poco logro que mis ojos reaccionen a la luz, y así emprendo el nuevo día... aún necesitando de esos sueños, esos tan bonitos que hacen que su recuerdo disipe levemente el malestar de tener que madrugar día tras día en una absurda rutina...
Entre varios bostezos, logro acabar el desayuno que termino de preparar... demasiado amargo el café, no es de extrañar... siempre pasa...
Me levanto entumecida de la mesa de la cocina y voy al baño, necesito un aseo matinal que devuelva algo de vitalidad a este sinvivir en el que me encuentro... Cepillo bajo el agua, pasta de dientes sobre el cepillo, cepillo entre los dientes... todo limpio, todo fresco... Después, mojo suavemente mis manos con la gelidez del agua y con el líquido elemento me lavo con delicadeza...
Entonces, decido alzar la mirada soñadora a un cristal que me devuelva una imagen de mí misma que pueda conocer... ¡imposible! Por una vez en muchos días presto atención a lo que veo y me llevo una gran sorpresa... ¿quién es esa joven que ha perturbado mis rasgos aniñados convirtiéndolos en una mezcla, un torbellino incesante de cambios? ¿dónde está la pequeña pizpireta que me sonreía con un triste aire burlón no hace mucho? ¿quién soy?
De pronto viene ante mí un aluvión de recuerdos que me apabulla... primer día de colegio, risas, burlas, palabras hirientes... pero también primer día de instituto, más risas, palabras de aliento... me turban estos cambios, no los había notado y han hecho mella en esa pequeña niña que ha sido durante tantos años objeto de burlas por tantos motivos... no conozco a esta nueva chica...
El espejo me muestra el reflejo de mis ojos, y en ellos surge un brillo que nunca antes había podido ver... parece que forme chispas de emoción... ¿emoción? ¿ante qué? ¿ante los cambios?... no lo sé
Quisiera saber donde está esa niña, quiero preguntarle tantas cosas... tantos recuerdos olvidados, tantas palabras perdidas en la memoria...
De nuevo, el espejo vuelve a confundirme... y veo en mis rasgos un atisbo de esa niña... entonces descubro definitivamente la llegada de la adolescencia y que... esos recuerdos olvidados... no volverán
Esta última visión me ha mostrado como la cara es el espejo del alma y su reflejo aparece en mi rostro como confusión, alegría y... amor, todo al mismo tiempo, todo en una mezcla infinita de cambios que ha hecho que nuestras miradas hayan cambiado para siempre...
Siento melancolía de mi niñez... necesito saber que aún existe... no estoy lista para salir del caparazón a la vida... Espejito espejito... ¿dónde están mis recuerditos?

Esta mañana me he visto al espejo y no me he reconocido ¿quién soy?

2 comentarios:

zac_girl dijo...

vaya Sand, me has dejado sin palabras. Ha sido muy profundo.

Gracias por ponerlo!

Sand dijo...

Nada chica! Que menos que ponerlo!
Me alegra que te haya gustado ^^